El discurso del Presidente de Uruguay en la cumbre Río+20: una interpelación diferente

El discurso del presidente de Uruguay, José Mujica, en la cumbre de Río+20 ha circulado intensamente por las redes sociales. “¿Qué es lo que buscamos? ¿Somos realmente felices? ¿Estamos gobernando nuestras invenciones o dejamos que ellas nos gobiernen a nosotros? ¿Qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? ¿Cuánto oxígeno nos quedaría para respirar? ¿Es posible hablar de solidaridad y que estemos todos juntos en una economía basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?”, fueron algunas de las interrogantes que dejó a la conciencia del mundo. Vale la pena escuchar los 10 minutos de su intervención.

Este post ha sido tomado del blog de Cristianismo y Justicia, Gastar la Vida
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ecología, Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El discurso del Presidente de Uruguay en la cumbre Río+20: una interpelación diferente

  1. Antonio Gómez dijo:

    Muy bueno….. le ha faltado reconocer a Dios. Sin Jesus es imposible vivir la solidaridad, la fraternidad y la inmolación por los otros…. pero bueno… bueno.

  2. Un montañero dijo:

    No todos pensamos igual. Algunos creemos que precisamente la religión y el fanatismo asociado a la misma, son responsables de muchos de los males del presente. Pero claro, es una discusión perdida, porque precisamente lo que caracteriza a los creyentes es su incapacidad de pensar en algo distinto de lo que dicta su fe. En realidad es el invento de siempre: control y gestión de masas por medio del miedo. Es lo mismo que la crisis: el miedo a quedarte a dos velas te obliga a aceptar barbaridades. En el caso de la religión, el miedo es al infierno.

    • Fernando dijo:

      Montañero, montañero amigo. Me temo que te guíen más tus propios prejuicios que una actitud abierta. Los prejuicios cierran puertas. La actitud abierta las mantiene despejadas. Al menos provisionalmente. Es más humana la apertura que el cierre.Precisamente por eso me animo a escribir estas líneas. Soy -más bien, intento ser- cristiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s